jueves, 12 de febrero de 2015

¿QUÉ PASARÍA SI NO HAY ABEJAS EN LA TIERRA?


Resultado de imagen para abejas

Hace tiempo, se viene alertando sobre la posibilidad de que pudieran desaparecer las abejas de manera misteriosa [...] en la faz de la tierra. Sí ese fuese el escenario, estaríamos enfrentando una calamidad para la continuación de la vida en la Madre Tierra.

Sirvase estas linieas para la Reflexión y Educación en los actuales momentos de crisis alimentaria, sea del órden que sea, de derecha, de centro, o de izquierda; sea católico, cristiano, judío o musulman. Aquí, no esta en juego la posición, ni el credo, ni sus contradicciones. Lo que está en juego, es la vida de las abejas, que con su nobleza y constancia distribuyen el polen a las plantas, y éstas nos dan el verdadero alimento que es vida y más vida.

Según palabras de Albert Einstein, la vida sin éstos insectos sería un desastre global. Ál hombre le qudarían cuatro años de vida. Sin abejas, no hay polinización, ni hierba, ni alnimales, ni hombres.

Así de inquietante resulta que poco a poco las abejas vayan desapareciendo de mucho lugares del planeta.

La organización para la agricultura y la alimentación de las naciones unidas (FAO) dice que hay 100 especies de cultivos que proporcionan el 90% de los alimentos en todo el mundo, y 71 de ellos se polinizan con las abejas. Sólo en Europa, el 84% de las 264 especies de cultivo y 4.000 variedades existen gracias a la polinización por las abejas.

En el 2012, la población de las abejas en los Estados Unidos se redujo en 60% muy por encima de un 5% o 10% habitual después de la temporada invernal, lo que ha llevado a expertos a calificar el 2012 como el peor año de la historia en apicultura. ¿Por qué están desapareciendo éstos insectos?

En Oregón murieron 50.000 abejas a causa de los efectos de un pesticida, como ejemplo de cómo puede afectar diversas sustancias. La Comisión para el control de Seguridad Alimentaria en la Unión Europea (EFSA) confirmó que la causa de la muerte en masa de las abejas en Europa es concretamente el uso de un tipo de fertilizantes, llamados neonicotinoides.

La mezcla de sustancias interfieren en los circuitos de aprendizaje (revista Nature comunications) del cerebro de los insectos. Los vuelve más lentos a la hora de aprender o se olvidan por completo de asociaciones básicas para su supervivencia, como el relacionar el aroma floral y la comida. Las abejas mueren porque no son capaces de alimentarse...

Ha sido el equipo de Chirtopher Connolly (Universidad de Dundee, GB), quien ha investigado el impacto de dos insecticidas (los neonicotinoides y coumaphos) utilizados en las colmenas para matar el ácaro Varroa.

Es un parásito externo de la abeja que se alimenta de su sangre. La cria de abeja morirá o nacerá con malformaciones que le impedirán atender las tareas de las colonias.

El resultado de los pesticidas, sólo dura de tres a cuatro años, ya que se hacen inmunes. Se prueba ahora con nuevos tratamientos no contaminantes, como el aceite de pomelo o azúcar en polvo.

La contaminación del aire reduce los mensajes químicos que emiten las flores y las abejas, y otros insectos les cuesta más localizarlas. El cambio climático agrava la situación porque altera la floración y cantidad de plantas por las épocas de lluvias que afectan la cantidad y calidad del néctar.

Por lo mencionado, la desaparición de las abejas provocaría una autentica crisis alimentaria. Cerca de un 84% de los cultivos comerciales depende de la polinización que realizan.

La mano del hombre tiene mucho que ver con la desaparición de las abejas. Es de recordar, por ejemplo, que cuando Argentina pasaba la pesadilla neo liberal del libre mercado y la privatización de todo, las abejas se salvaron milagrosamente. La mano del mercado no las tocó en el país llamado el granero del mundo.

En América Latina se deben tomar acciones úrgentes para salvar a las abejas, porque salvando a las abejas, nos salvamos a nosotros mismos. Es hora de actuar, sea la visión política, económica o social y/o cultural, si se acaban las abejas se acaban la alimentación de las próximas generaciones, aun de los que estamos vivos, y por los que están por nacer. De lo contrario, el mundo estaría en una crisis sin precedentes en la historia de la humanidad.

La gran solución es el llamado a la conciencia por la vida. No sustituyamos la alimentación por deribados, que con sus químicos y pesticidas nos debilitan en la salud y el bienestar. 

La vida esta por encima de todo, la alimentación está de primero, la salud no tiene precio. Hagamos una campaña de salvación de las Abejas, que sigan su curso natural de vida animal y tendremos pan y paz para todos y todas. A proteger las abejas, ese es el llamado al mundo entero ¡En esto pensad!


JAIRO OBREGÓN

12/02/2015

Maracaibo, Venezuela.




http://www.sostenibilidad.com/que-pasaria-si-
desaparecen-las-abeajas

No hay comentarios.:

Publicar un comentario