lunes, 20 de mayo de 2013

La Guerra psicológica: Terrorismo mediático II





      El pasado 4 de mayo de los corrientes, escribimos una Reflexión dirigida a los juegos de guerra sucia en la mente de miles y hasta millones de personas afectadas por este programa de confusión y desbordamiento. Los disociados no ven, solo responden a lo que les hacen ver: un esquema.

     La mente es muy débil cuando no se ha curado o vacunado a tiempo con la contra información que obedece los dictámenes de gente especializadas para dominar y destruir todo intento de liberación como final propósito. Estamos llamados a contrarrestar con fuerza y determinación al desafío de vencer con las ideas. El ser vacilante en este momento es perder la batalla de las ideas, y lo peor, perderlo todo por no pensar y actuar con precisión.

     La oligarquía del continente está realizando un ataque feroz con sus maquinarias de guerra, a esto se le llama la doctrina de shock que consiste en crear confusión, caos, miedo, debilitamiento de la moral para después venir a presentarse como los únicos “salvadores” sólo con el propósito de dar un zarpazo certero, es decir, controlar para destruir. Lo más lamentable es que su método está surgiendo efecto en la mediática—mente de sus admiradores. La trampa es que engañan para desaparecer no sólo a sus contrarios sino a sus incondicionales estos últimos son los primeros en caer, porque los desprecia cuando han sido utilizados.

     “...debemos precisar que la Guerra de Cuarta Generación fue concebida, en sus aspectos teórico—prácticos, como una guerra de conquista (también diseñada como antídoto contra la guerra de liberación), por estrategas y expertos en comunicación estratégica del campo imperial—capitalista de la era trasnacional.

     Por lo tanto, la Guerra de Cuarta Generación es una variante emergente de la evolución estratégica, doctrinaria y operacional, de las guerras imperiales desarrollada a lo largo de la historia como principio de la dominación del hombre por el hombre que rigió, sin excepción, en todas las civilizaciones dominantes conocidas hasta ahora, incluso el sistema capitalista, como su último estadio de desarrollo.

     Los imperios antiguos (Grecia, Roma) sólo habían llegado a la conquista territorial (guerra militar) y a la conquista de recursos (guerra económica), y apenas habían tocado el primer estadio de la guerra social (conquista de la sociedad), imponiendo sus idiomas y sus creencia religiosas en los territorios conquistados (caso del latín con Roma, o caso de la religión católica con los imperios de la Edad Media).

     Con el Imperio del Sistema Capitalista, la guerra por el dominio y el control completa el ciclo evolutivo con la guerra social (conquista de las sociedades) y la guerra psicológica (conquista de las mentes).

     Esta instancia de guerra por el control y el dominio de las sociedades y de las mentes, se posibilita por el advenimiento de la Revolución Industrial en el siglo XIX, que luego condujo a la Revolución Tecnológica e Informática en el siglo XX.

     Es decir que la guerra por el dominio y el control de las sociedades  y de las mentes, sólo se produjo a partir de la interacción funcional de la tecnología (medios de comunicación) y de la informática (electrónica y computación) orientada a un objetivo de control y dominio mediante una estrategia comunicacional.

     Estos tres factores (medios de comunicación, electrónica y computación, y estrategias comunicacionales) posibilitaron la guerra por el control y el dominio imperial capitalista tocara su máximo estadio de desarrollo estratégico: la guerra de cuarta generación.[1]

     En Venezuela y la América Latina y el Caribe no nos escapamos de estos juegos de la mente para hacer ver y pensar hasta la actuación que modela las personas bombardeadas sistemáticamente en las mentes. ¿Qué podemos hacer?

En esto pensad.
    

JAIRO OBREGÓN

FUNDACIÓN MISIONERA OBREGÓN




Twitter: @obregonjairo
Facebook: Fundaobregon Obregon

2013-05-20 horas: 10pm. San Francisco, Venezuela.


[1] Operaciones psicológicas: Su mente está siendo controlada por expertos. Radio