sábado, 27 de diciembre de 2014

¿CUÁL ES LA MEJOR SANTIDAD EN CUALQUIER RELIGIÓN?



     Hoy, como ayer, la “santidad” y la “religión” han sido temas de debates en el quehacer eclesial y teológico, e inclusive, en el diálogo interreligioso, cada cual, las han concebido de acuerdo a  su patrón cultural a lo largo del tiempo. Lo que no se menciona a lo largo de ese tiempo -como cuerdas que atan- es la marcada imposición, la grosera manipulación y el aprovechamiento desmedido en éstos sectores.

    Una santidad que sirva de yugo opresor con estas tres cuerdas antes mencionadas, no ayuda mucho, lo contrario, acapara, atrasa, aturde y no sirve en la comunidad de fe a la que se profese, sea cual sea su procedencia. La religión poco a poco se petrifica, se endurece […] es más importante el dogma, la doctrina y el confort para someter ciegamente al semejante a un sinfín de penurias y desaciertos. Este estilo de vida el que nos referimos no hace el bien a nadie, ni mucho menos a uno mismo.

    Hace un buen tiempo, hubo un encuentro entre el teólogo cristiano Leonardo Boff y el budista tibetano el Dalai Lama. En esa entrevista –poco común por su mensaje sabio- del suramericano con el tibetano, se puede contemplar una profunda reflexión y meditación, a la que paso a compartir para la ayuda espiritual –si fuese necesaria- hacia una conciencia plena libre de estereotipos de cualquier índole.

      Veamos.

     En el intervalo de una mesa redonda sobre religión y paz entre los pueblos, en el cual participaba el Dalai Lama le pregunté en mi ingles defectuoso: ‘¿Santidad, cuál es la mejor religión?’Your holiness, what’s the best religion?- Esperaba que me dijera el ‘budismo tibetano’ o las religiones orientales, mucha más antigua que el cristianismo…’

     El Dalai Lama hizo una pequeña pausa, sonrió, me miró fijamente a los ojos –lo que me concertó un poco porque yo sabía lo malicioso de mi pregunta- y afirmó:

‘La mejor religión es la que te aproxima más a Dios, al infinito. Es aquella que hace mejor’.

     Para salir de la perplejidad delante de tan sabia respuesta, pregunté:

¿Qué es lo que me hace mejor?

   Él respondió: -‘Aquello que te hace más compasivo, más sensible, más desapegado, más amoroso, más humanitario, más responsable, más ético… La religión que consiga hacer eso de ti es la mejor religión’-

     Leonardo Boff es uno de los renovadores de la Teología de Liberación.

    Callé, maravillado, y hasta el día de hoy estoy rumiando su respuesta sabia e irrefutable.

    Amigo: No me interesa tu religión o si tienes o no tienes religión.

    Lo que realmente me importa es tu conducta delante de tu semejante, de tu familia, de tu trabajo, de tu comunidad, delante del mundo…

     Recordemos: ‘El universo es el eco de nuestras acciones y nuestros pensamientos. La Ley de Acción y Reacción no es exclusiva de la Física; es también de las relaciones humanas. Si yo actúo con el bien, recibiré el bien. Si actúo con el mal, recibiré el mal’.

     Aquellos que nuestros abuelos nos dijeron es la más pura verdad:

     ‘Tendrás siempre el doble de aquellos que desees a los otros’.

     Ser feliz no es cuestión de destino. Es cuestión de elección." [1]


      
 JAIRO OBREGÓN

26/12/2014

San Francisco, Venezuela



[1] Tomado de dos fuentes a la vez:
 http://es.slideshare.net/SofiaSerranoVazquez/dilogo-entre-el-
telogo-brasileo-leonardo-boff-y-el-dalai-lama

www.xing.com/communities/posts/dialogo-entre-el-
dalai-lama-y-leonardo-boff-1006884827

viernes, 12 de diciembre de 2014

Las Reflexiones Semanarias de Jairo Obregón: ¡AUMENTAN AL DOBLE LAS EMISIONES DE CO2!

Las Reflexiones Semanarias de Jairo Obregón: ¡AUMENTAN AL DOBLE LAS EMISIONES DE CO2!:                                                                                   Desde la tierra de la Guayana venezolana, donde ...

viernes, 28 de noviembre de 2014

¡AUMENTAN AL DOBLE LAS EMISIONES DE CO2!


  
                                                                              



Desde la tierra de la Guayana venezolana, donde la belleza de los ríos Caroní y Orinoco, se respetan en una hermosura inigualable donde las aguas de una no pasa a la otra, en la tierra de la doble frontera con Brasil y Guyana. En esta Tierra de Gracia que Dios creo no podemos pasar por alto la alarmante denuncia profética de un desastre en el clima, y sus consecuencias por el exceso de calor y de las emanaciones del CO2 desde la Revolución Industrial.
Únete al Planeta (Join The Planet) nos presenta la Evolución del CO2 en la Atmósfera de la Tierra desde la última glaciación hasta el presente y de cómo ha aumentado casi al doble en esta Era Moderna del derroche y consumo muy desmedido, llevándonos a considerar nuestro estilo de vida, y de pensar en una Santidad Ecológica del hombre en la Tierra, que desarraigue las doctrinas anti natura que no nos dejan ver la realidad en la que estamos, la cual es sumamente ¡ALARMANTE!. Veamos.
El clima en la tierra ha cambiado en la historia. Sólo en los últimos 600.000 años, ha habido siete siclos de avance y retroceso de los glaciares, con el abrupto final de última edad del hielo, hace unos 7.000 años que marca el comienzo de la era moderna climática – y de la civilización humana-. La mayoría de esos cambios climáticos son atribuidos a muy pequeñas variaciones en la órbita de la Tierra que cambian la cantidad de energía solar que recibe nuestro planeta.
La tendencia al calentamiento actual es de particular importancia porque la mayor parte de ella va a un ritmo que no tiene precedente en los últimos 1.300 años y es muy probable y procede que es a causa de la actividad humana.
Los satélites que orbitan la Tierra y otros avances tecnológicos han permitido a los científicos ver el panorama, recogiendo muchos tipos diferentes de información sobre nuestro planeta y su clima a escala global. El estudio de estos datos climáticos recogidos a lo largo de muchos años revelan las señales de un clima cambiante.
LOS GASES DE EFECTO INVERNADERO CALIENTAN LA TIERRA…
La naturaleza que atrapa el calor del dióxido de carbono y otros gases se demostró en el siglo de mid. 19th. Su capacidad de afectar a la trasferencia de energía infrarroja a través de la atmósfera es la base científica de muchos instrumentos valorados por la NASA. No hay duda de que el aumento de los niveles de gases de efecto invernadero debe hacer que la Tierra se caliente en respuesta.
(En la década de 1860, el físico John Thyndall reconoce efecto invernadero natural de la tierra sugirió que pequeños cambios en la composición de la atmósfera podrían provocar variaciones climáticas. En 1896, un artículo seminal por el científico sueco Svante Arrhenius especuló que los cambios en los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera podrían alterar sustancialmente la temperatura de la superficie a través del efecto de invernadero).
Los núcleos de hielo extraídos Groenlandia, la Antártida y los glaciares de montañas tropicales muestran que el clima de la tierra responde en los niveles de gases de efecto invernadero. También muestran que en el pasado, los grandes cambios en el clima han sucedido muy rápidamente, de habla –se habla- geológicamente: en decenas de años, no en millones o incluso miles. (Consejo Nacional de Investigación –NRC 2006-. Reconstrucciones de temperatura de los últimos 2000 años –National Academy Press, Washinton, DC-).
TESTIGOS DEL HIELO…
Burbujas de aire atrapadas en el hielo antiguo nos permiten dar un paso atrás en el tiempo y ver lo que la atmósfera de la Tierra y el clima eran en el pasado distante. Nos dicen que los niveles de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera son más altos de los que han sido, en cualquier momento en los últimos 400.000 años. Durante las glaciaciones, los niveles de CO2 eran de alrededor de 200 partes por millón (ppm), y durante los períodos interglaciares más cálidos, rondaban alrededor de 280 ppm (ver fluctuaciones en el gráfico).
En 2013, los niveles de CO2 superaron 400 ppm por primera vez en la historia. Este aumento reciente e incesante de CO2 muestra una relación constante notable con la quema de combustibles fósiles, y está bien representada basada en la simple premisa de que alrededor del 60% de las emisiones de combustibles fósiles se quedan en el aire.
Hoy en día, nos encontramos en el umbral de una nueva era geológica que algunos denominan ‘antropoceno’, donde el clima es muy diferente al que nuestros antepasados conocieron.
Si la quema de combustibles fósiles continúa al acelerado ritmo de negocios como estamos acostumbrados, no solo agotará las reservas en los próximos siglos, sino que CO2 seguirá aumentando a niveles alarmantes del orden de 1.500 ppm., y nuestra atmósfera no volvería a recuperar sus niveles de la época pre—industrial, incluso después de decenas de miles de años en el futuro.1


JAIRO OBREGÓN
27/11/2014
Tumeremo (Estado Bolivar), Venezuela.
1

VIDEO- NASA>>
Un año de CO2 en la atmósfera de la Tierra.
(Oscilaciones – Año 2006).
NASA | A Year in the life of Earth’s CO2
http://www.youtube.com/watch?v=x1SgmFaOrO4&feature=youtu.b
ÚNETE AL PLANETA … Entra en ACCIÓN!!

((CORRE LA VOZ))



domingo, 9 de noviembre de 2014

¡HUELE A DINERO! EL “NEGOCIO” DEL CHIKUNGUÑA.






     En la entrega anterior, tocamos el tema que se ha convertido en común  denominador: “El Chikunguña” (en lengua africana) en nuestros poblados de América Latina y el Caribe, así, como en otras partes del mundo.

     Las cosas no pasan por desapercibido, en otras ocasiones las enfermedades derivada de animales como la “zoonosis” se ha desarrollado y expandido, y por supuesto, una mágica cura y solución que tiene sentido si se habla de dinero. Estamos hablando de la Industria Farmacológica a nivel mundial. Tal como pasa con los programas electrónicos de internet, se crea el virus con su antivirus. Eso pasa a cada rato, estamos familiarizados en lo digital. No es de extrañar para nada, que eso este pasando con el chikunguña, la enfermedad del hombre retorcido, lo que es igual decir, una artritis viral sea una invención de un cerebro escondido, que no da la cara.

     Recordando un poco con la fiebre “AVIAR” y del “H1N1”, de pronto se presentaron, contagiando a medio mundo. De la nada desaparecieron, y la cura la tenían a la vista, para ser comprada con celeridad. Luego, todos supimos que una importante marca de medicinas estaba en aprietos económicos y se recuperó en el mercado mundial. Así de no más.

     Las opiniones de los especialistas y médicos varían a cada rato, unos dicen que los mosquitos infestados (aedes aegypti y aedes albopictus) sirven de vectores al contagio, otros dicen que ha mutado el virus, desde luego, algunos lo afirman y otros lo niegan en la guerra de la información y desinformación. Lo que si vemos que ya se anuncia una vacuna para ser probada y comercializada con patente autorizado. Esa es la verdad oculta a nuestra modesta manera de ver.

     Aparte del Chikunguña, está sonando duro el Ébola con su carga muy preocupante y prestar mucha atención por parte de las autoridades de los países de la región por ser un virus mortal. Los países progresistas del ALBA están preparándose ante la llegada del virus. Sin embargo, sabemos que sigue siendo una zoonosis y que al no tener un sistema inmunológico sano por alimentarse bien, las medicinas y el aseo adecuado, es altamente peligroso. Sería bueno preguntarle al bolsillo sí, alcanza los “chavos”, “pesos” o “bolívares” para comprar la cura antes que se acabe.

     La Organización Mundial de la Salud, no proporciona nada o muy poco para prevenir y combatir estas epidemias para que no se convierta en una pandemia incontrolable. La OMS se calla la boca ante los grandes laboratorios. Esa es la verdad pura.

     La imaginación vuela, y es que la hacen volar, los grandes centros del poder mundial nos manipulan a su antojo y no nos queremos dar cuenta del negocio escondido detrás de estos virus que afectan a la salud para sacar jugosas ganancias con la desgracia ajena.  Reflexionemos, con la salud no se juega.

     Cada vez que aparece un virus “raro”, podemos asegurar sin temor a equivocarnos que a “alguien” bien escondido le está yendo mal, no le está alcanzando el dinero, o está en bancarrota, lo hablamos en nuestro idioma coloquial. No nos están diciendo la verdad, se crea la enfermedad y se crea la cura. No me causaría asombro encontrar un “mercado” de virus y bacterias en pasillo, y la solución medicinal en el otro. ¡Dios de los pobres! ¿Quién podrá comprar la salud?
    
JAIRO OBREGÓN

09/11/2014


Maracaibo, Venezuela

jueves, 30 de octubre de 2014

¡LA ARTRITIS VIRAL DEL CHIKUNGUNYA…!




      Mucho se ha publicado y a la vez poco se conoce a cerca del “virus artritis” del “Chikungunya” o “Chicungunña” […]. Lo curioso es que su propagación sea tan rápida con características de una “epidemia” casi incontrolada.

      Hoy en día, cuando la ciencia y la tecnología a nivel médico y sanitario trabajan en esta situación, seguimos estando expuestos a este virus, como otros en el Caribe y en Latinoamérica, por lo menos.  Lo dejamos al beneficio de la duda. ¿Quiénes se estarán beneficiando con este virus? ¿Qué laboratorio? La industria farmacéutica mundial podría tener las respuestas.

     Lo más tapado es qué, nuevamente, el África sea la raíz de todos los “virus”, como es el caso del Ébola y ahora del Chikungunña expresiones dichas de los nativos de un continente qué su única culpa al parecer es ser pobre y negro. No se puede seguir siendo ingenuo por la vida como autómatas ante la andanada mediática amarilla que su fin es propagar mayores males a los pueblos. Nada pasa por casualidad.

     Lo cierto es, y más que señalar a un supuesto “culpable”, estamos atravesando por un brote que todos debemos prestar toda nuestra atención. A manera educativa expondremos las causas y efectos como información ampliamente difundida por estos medios electrónicos. Veamos.

     “…El vocablo de chikungunya (pronunciado /chi-kun-GÚ-ña/) es de origen makonde y significa enfermedad del hombre retorcido debido al fuerte dolor articular que provoca la artritis que caracteriza la enfermedad. Este virus fue detectado por primera vez en Tanzania en 1952…

     Los mosquitos Aedes aegypti y Aedes albopictus obtienen el virus de un humano infestado. No se sabe si el mosquito es inmediatamente contagioso o si existe en una fase de evolución en su cuerpo, como para trasmitir el agente infeccioso del tubo digestivo del insecto a sus glándulas salivares (malaria). El virus se encuentra en especies de animales salvajes; como cierta clase de monos, como en animales domésticos.

     Los síntomas se parecen a una crisis de paludismo o de dengue aunque la fiebre del chikunguña no tiene nada que ver con estas enfermedades. La enfermedad empieza con una fuerte fiebre, a veces superior a los 40º C, que dura 3 días. A esta fiebre le sigue un eritema y, durante 5 días, agujetas muy dolorosas en las articulaciones. Estos dolores articulares pueden permanecer o reaparecer hasta varios meses después de la primera crisis…

     La enfermedad se autolimita en la mayoría de los casos, presentando una mortalidad del 0,4% en menores de un año. También aumenta en personas mayores con patologías contaminantes. La incubación de la enfermedad en el humano de 4 a 7 días. La trasmisión directa entre humanos no está demostrada. La trasmisión de la madre al feto en el interior del útero, podría sin embargo existir. La fiebre de chikungunña podría provocar lesiones neurológicas graves y hasta letales en el feto.

      El 31 de julio de 2014 dos científicos de la Universidad Estatal de California del Norte anunciaron que desarrollaron la vacuna contra el virus. Hasta la invención de dicha vacuna, no existía tratamiento curativo, es decir, que la chikunguña no podía ser curada. Los síntomas eran –y son- aliviados a base de paracetamol –acetaminofén- .

     La principal medida de prevención es la eliminación de los mosquitos vectores: Aedes aegypti y Aedes albopictus. De esta manera se previenen además las otras enfermedades trasmitidas por estas especies. Es decir, se impone eliminar todo estancamiento de aguas, tanto natural como artificial. En, la responsabilidad obviamente compete a las comunidades, pero también a particulares.  
    
      En caso de brotes, se precisa incrementar la prevención, evitándose la picadura de los mosquitos trasmisores mediante puesta en práctica de controles ambientales PEMDS. Los repelentes son de utilidad, respetando las instrucciones de uso, sobre todo los que contengan NNDB, DEET o permetrina. Se recomienda que en las zonas con climas templados y/o cálidos se vistan prendas que cubran la mayor parte de las superficies expuestas a las picaduras, e instalar toldillos u otra clase de protectores que tengan cómo prevenir el acceso de los mosquitos desde ventanas y puertas, además del uso de mosquiteros tratados o no con insecticidas. En todo caso, se impone la eliminación de charcos y aguas estancadas, ya que son caldo de cultivo para reproducción de los mosquitos.[1]

     De igual manera, algunos remedios caseros pueden ser de paliativos en el caso de la Chikungunña y otras enfermedades. Dichos remedios en ningún caso suplanta al medicamento facultado por un médico, sin embargo, suben las defensas o sistema inmunológico para tanto su prevención así como su curación de forma empírica. La sabiduría popular vale cuando la ciencia médica calla o no tiene respuesta.

     Las abuelas tenían una serie de preparados y baños curativos. Ejemplo de ello, se puede hacer una infusión de malagueta, limón, clavitos de olor y los cogollos de la hoja de mango, se hierven un poco y se toma varias veces al día. El agua de coco tiene suficientes nutrientes curativos. El propio mango, que esta parte del mundo se da con abundancia cuando es tiempo de cosecha es un mejor remedio natural.

     Como toda enfermedad se debe acudir a un médico calificado y dará el medicamento adecuado y dosis requerida. En todo caso se debe tomar acetaminofén y vitamina B12 que es lo básico que se recomienda ingerir bajo vigilancia de los galenos.

     Quien le escribe atravesó por este virus muy doloroso (junto con mi esposa, familia, amigos y conocidos) que golpea al cuerpo y la cabeza. Es nuestra oración por sanidad y liberación en medio de la enfermedad y adversidad en Venezuela, América latina y el Caribe, como cualquier parte del mundo. Confiamos en Dios y la conciencia educadora que podamos salir airosos con salud y bendición. Te lo pedimos Jesús, Amén.
   

JAIRO OBREGÓN
30/10/2014
San Francisco, Venezuela.



[1] Wikipedia, la enciclopedia libre