martes, 18 de febrero de 2014

“EMBESTIDA MEDIÁTICA INTERNACIONAL CONTRA VENEZUELA”




      La embestida brutal mediática contra Venezuela en este momento de crisis es de consideraciones sorprendentes. La mentira de utilizar imágenes de otros países y hacerlo ver que somos un país forajido y que en mi País se repite la misma situación no tiene límite alguno. Es horroroso que tomen fotos e imágenes por las redes sociales para presentar todo como un show mediático haciendo ver otra realidad que no es verdad, ni está pasando. Me refiero al montaje internacional que ciernen de la más baja calaña los medios y las redes contra el País petrolero  al norte de Suramérica.

     Esos medios y sus mentiras mediáticas hay que denunciarlas hasta el cansancio y decirles a esos medios como CNN Español, FOX News, La cadena ABC,  El Clarín de Argentina, AFP Francia, NTN24, y muchos más que tienen un pasquín con firme propósito de desestabilizar y propiciar la ruptura del orden constitucional mediáticamente.

     Las andanadas de mentiras sobre un problema que le atañe a los venezolanos y sólo los venezolanos sabremos –con la ayuda de Dios todopoderoso- salir airosos en medio de un plan de pacificación entre todos los que hemos nacido y estamos en éste bello País grande y hermoso, nuestro terruño patrio.

     Lo que debemos decir es que Venezuela es el poseedor de la reserva de Petróleo más grande del mundo, después del mundo Árabe, Rusia e Irán. Este es nuestro pecado. Tener PETROLEO. No hay otra razón más poderosa que esa. Además, poseemos Gas, Bauxita, Oro, Agua, tierras productivas y un sinfín de apetencias a los apetitos de las potencias occidentales.

     Para que tengamos una idea clara de la verdadera situación de fondo es, que cuando un barco petrolero sale del mundo Árabe, o del Golfo Pérsico, dura entre 45  a 50 días para llegar a los EEUU de Norte América; mientras que un barco petrolero de Venezuela sale para los EEUU, dura de 4 a 5 días. Vemos clarito la gran diferencia. Esa es nuestra verdad. No hay otra. No la inventen.

     Aquí se pulsean dos modelos en disputa. Uno de derecha que avala el libre mercado, neo liberalismo y entrega de los recursos materiales. Otro, muy de lo contrario, uno de izquierda que a la venezolana plantea la soberanía plena de sus recursos naturales e independencia. Esos dos modelos son los que en quince años se está desarrollando furtivamente.

     Les decimos a estos canales y medios privados que son las tras-nacionales de la desinformación del mundo, que obedecen a los que se chorrean la baba por tener petróleo tan cerquita a la palma de la mano, que ya les conocemos su guion orquestado contra nosotros. Son esos medios los que mienten, mienten y mienten con todo lo que tienen para crear una matriz  ante el mundo de una posible intervención multilateral contra un pueblo que está decidido a ser libre de su destino.

     Presentan fotos de España de extrema violencia y la montan como de Venezuela, da repugnancia. Como siempre España metida hasta el fondo de la conspiración y nosotros de crédulos. Colocan una foto tierna de una persona abrazando a un funcionario de Bulgaria, como si una opositora abrazara aun funcionario venezolano. No mientan, eso pasó en Bulgaria, Bulgaria para su conocimiento no es Venezuela. Exhiben imágenes de represión de estudiantes chilenos en torturas, como si fuese aquí mismo. Venezuela no es Chile. Chantajean con una imagen de Grecia pateando a un perro y se lo atañen a los cuerpos de seguridad del Estado. Grecia esta en Europa no en Suramérica. Les sugerimos a que busquen un mapamundi para saber dónde queda Venezuela. Colocan imágenes de la guerra de Siria como si estuviese sucediendo aquí en el País lle-nito de recursos materiales no renovables. Y no se cansan de mentir los medios internacionales con imágenes de Egipto arrastrando a una mujer dejándola desnuda en la calle, haciendo ver que está sucediendo aquí. Señores no, no estamos al norte de África, allá no vivimos. Canales privados cesen de mentir en el caso venezolano.

     Gracias a Dios porque Venezuela no está sola, tanto la Unasur, como la CELAC y las grandes alianzas no nos dejaran solos. El señor secretario de Estado de EEUU debe saber con toda nuestra firme convicción de que Venezuela se respeta. La fuerza de la verdad saldrá a la luz y la justicia y la paz se impondrán. Roguemos al Señor.


     Les pedimos sus oraciones y suplicas de todos vosotros hermanos Latinoamericano y Caribeño. Recuerda que hoy es Venezuela, mañana podría tocarte a ti mi hermano. Hagamos cadenas de oraciones todos y todas, los que son creyentes en algo o alguien, se lo respetamos, la diversidad cultural es un rasgo característico de los venezolanos, por más confundido que esté. Dios, ayúdanos a enfrentar con sabiduría los vientos de guerra que nos quieren sembrar. No lo permitas. Paz, paz, cuan dulce paz. En tu nombre Jesús, amén.

JAIRO OBREGÓN.
18/02/2014