domingo, 6 de enero de 2013

EL RENUEVO DE UN COMIENZO EN EL 2013





     ¿Qué es un renuevo? O ¿Qué es un comienzo? Ambos conceptos tienen su lógica y explicación dependiendo del crisol con que se miren las cosas. Observemos:

       Cuando hablamos de un renuevo, “es un vástago que echa el árbol o la planta después de podados o cortados”[1]. Tiene mucho que ver con “renovar”: “Hacer que algo recupere las fuerzas o la energía”, “restaurar, remozar, modernizar”, “cambiar una cosa vieja o sin validez por una nueva”[2].

       De igual manera, cuando decimos un “comienzo”: “Principio, inicio u origen de una cosa”[3].

     Tomando en consideración ambos conceptos o criterios encontramos que estamos frente a un desafío histórico de tratar de cambiar lo establecido y darle un nuevo comienzo de vida. Todo indica que estamos en un nuevo comienzo que está naciendo que todavía no se define con claridad. Recordando un poco a Antonio Gramsci entre lo viejo que no muere y lo nuevo que no nace (parafraseando).

     El año pasado se comprobó  que todo lo que se dijo del fin del mundo fue ilusorio y banal. Los indígenas mayas de Centro América pagaron el plato roto que el mundo se iba acabar, la alineación de los planetas llegó y nada pasó. Nuevamente la mentira mediática tiene las patas cortas. Lo que pasa es que dejan rodar su rumor y después nadie da la cara.  Al mismo tiempo, los indígenas aimaras y quechuas del Estado Plurinacional de Bolivia hablaron de “de no tiempo, por el tiempo” que según esta detrás de su espaldas. Hablando culturalmente de un nuevo comienzo que ya llegó.

     Ahora en esta nueva etapa ¿Cómo podemos cambiar la percepción de las cosas cuando continuamos con las mismas calamidades heredadas de la desigualdad entre los seres humanos y el planeta? ¿Qué vamos hacer con la sociedad dividida en clases o dividida en racismos, la destrucción de la tierra y a la amenaza nuclear? ¿Cómo renovar todo este andamiaje mundial que las trasnacionales nos han asignado a la fuerza?

     Debe haber un cambio de paradigmas en cuanto a la acumulación excesiva, el consumismo de modas, marcas o estereotipos con el culto a la apariencia­. Y ¿de qué hablar de la neo esclavitud moderna que ahora el esclavo moderno también tiene que pagar con trabajo para otro señorón?  ¿Qué pasará con las desigualdades que se traducen en calamidades para el pobre principalmente? ¿Qué vamos hacer con el hambre descomunal sin precedentes en la historia con mil millones hambrientos sobre todo en el África el continente despojado?

    La desgracia en el mundo es que un 20% de la población tiene concentrado el 80% de la riqueza del mundo, y un 80% de la población apenas tiene el 20% de lo que queda de esa riqueza. Qué ironía, después nos vienen hablar que somos tercermundistas, una etiqueta de dominación casi absoluta, tapando el abismo egoísta de exclusión de una minoría privilegiada. 

     Sin embargo, a pesar de este panorama sombrío, debemos plantear un nuevo escenario como un renuevo de esperanza aun profética en medio de las crisis y el caos. El evangelio de Jesús el Mesías (los que creemos en el Verbo que irrumpe en la historia), que muchos llaman Cristianismo y otros lo llaman Socialismo, ambos conceptos son compatibles en lo social y cultural, dependiendo de su óptica, es y debe ser esperanzable, si me permiten el término.

     El renuevo de un comienzo debe seguir siendo un impulso impostergable de la fe, la esperanza y el amor como el verdadero mensaje bíblico que muestra la liberación de toda cadena de opresión impuesta. Un renuevo de mundo necesitamos, un comienzo es imprescindible en este inicio del año 2013 en adelante.  Viva la vida que en Dios es posible.

En esto pensad.

JAIRO OBREGÓN

FUNDACIÓN MISIONERA OBREGÓN




Twitter: @obregonjairo
Facebook: Fundaobregon Obregon

                                                                    2013-01-06 horas: 09 pm. San Francisco, Venezuela.



[1] Diccionario de la lengua española c 2005 Espasa Calpe.
[2] Ibíd.
[3] Ibíd.