sábado, 27 de diciembre de 2014

¿CUÁL ES LA MEJOR SANTIDAD EN CUALQUIER RELIGIÓN?



     Hoy, como ayer, la “santidad” y la “religión” han sido temas de debates en el quehacer eclesial y teológico, e inclusive, en el diálogo interreligioso, cada cual, las han concebido de acuerdo a  su patrón cultural a lo largo del tiempo. Lo que no se menciona a lo largo de ese tiempo -como cuerdas que atan- es la marcada imposición, la grosera manipulación y el aprovechamiento desmedido en éstos sectores.

    Una santidad que sirva de yugo opresor con estas tres cuerdas antes mencionadas, no ayuda mucho, lo contrario, acapara, atrasa, aturde y no sirve en la comunidad de fe a la que se profese, sea cual sea su procedencia. La religión poco a poco se petrifica, se endurece […] es más importante el dogma, la doctrina y el confort para someter ciegamente al semejante a un sinfín de penurias y desaciertos. Este estilo de vida el que nos referimos no hace el bien a nadie, ni mucho menos a uno mismo.

    Hace un buen tiempo, hubo un encuentro entre el teólogo cristiano Leonardo Boff y el budista tibetano el Dalai Lama. En esa entrevista –poco común por su mensaje sabio- del suramericano con el tibetano, se puede contemplar una profunda reflexión y meditación, a la que paso a compartir para la ayuda espiritual –si fuese necesaria- hacia una conciencia plena libre de estereotipos de cualquier índole.

      Veamos.

     En el intervalo de una mesa redonda sobre religión y paz entre los pueblos, en el cual participaba el Dalai Lama le pregunté en mi ingles defectuoso: ‘¿Santidad, cuál es la mejor religión?’Your holiness, what’s the best religion?- Esperaba que me dijera el ‘budismo tibetano’ o las religiones orientales, mucha más antigua que el cristianismo…’

     El Dalai Lama hizo una pequeña pausa, sonrió, me miró fijamente a los ojos –lo que me concertó un poco porque yo sabía lo malicioso de mi pregunta- y afirmó:

‘La mejor religión es la que te aproxima más a Dios, al infinito. Es aquella que hace mejor’.

     Para salir de la perplejidad delante de tan sabia respuesta, pregunté:

¿Qué es lo que me hace mejor?

   Él respondió: -‘Aquello que te hace más compasivo, más sensible, más desapegado, más amoroso, más humanitario, más responsable, más ético… La religión que consiga hacer eso de ti es la mejor religión’-

     Leonardo Boff es uno de los renovadores de la Teología de Liberación.

    Callé, maravillado, y hasta el día de hoy estoy rumiando su respuesta sabia e irrefutable.

    Amigo: No me interesa tu religión o si tienes o no tienes religión.

    Lo que realmente me importa es tu conducta delante de tu semejante, de tu familia, de tu trabajo, de tu comunidad, delante del mundo…

     Recordemos: ‘El universo es el eco de nuestras acciones y nuestros pensamientos. La Ley de Acción y Reacción no es exclusiva de la Física; es también de las relaciones humanas. Si yo actúo con el bien, recibiré el bien. Si actúo con el mal, recibiré el mal’.

     Aquellos que nuestros abuelos nos dijeron es la más pura verdad:

     ‘Tendrás siempre el doble de aquellos que desees a los otros’.

     Ser feliz no es cuestión de destino. Es cuestión de elección." [1]


      
 JAIRO OBREGÓN

26/12/2014

San Francisco, Venezuela



[1] Tomado de dos fuentes a la vez:
 http://es.slideshare.net/SofiaSerranoVazquez/dilogo-entre-el-
telogo-brasileo-leonardo-boff-y-el-dalai-lama

www.xing.com/communities/posts/dialogo-entre-el-
dalai-lama-y-leonardo-boff-1006884827

No hay comentarios.:

Publicar un comentario