domingo, 18 de noviembre de 2012

“LA COMUNICACIÓN FAMILIAR DIÁLOGO DE AMOR Y RESPETO”






     Por motivos de intenso trabajo no habíamos podido compartir las Reflexiones que cada semana ofrecemos con la ayuda de Dios. Por lo cual pedimos disculpas a nuestros amados y amadas, lectores en Cristo.

     Siguiendo con la temática de los diálogos de comunicación, es menester hablar o comentar los diálogos entre familias como un tema de temas. La comunicación familiar para nadie es un secreto, ha sido afectada de miles de forma en esta época moderna post industrial. Siempre se ha dicho que la familia es la base de la sociedad y todo lo que eso implica.

     A propósito de lo comentado, tratando de pasar de la teoría a la práctica. Hemos emprendido una Agenda Educativa Comunitaria con el propósito de desarrollar talleres, cursos y charlas con los valores humanos y cristianos. Como efecto de compartir una Charla sobre la Comunicación Familiar para la unidad, los resultados de esa experiencia han sido considerados en gran manera satisfactorios.

     “La comunicación familiar: Cuando los miembros de una familia aprenden a comunicarse identificando el cómo, cuándo, dónde y qué tono hablarse, cuando aprenden que comunicarse es compartir y tener algo en común, logran construir una relación positiva y sólida, pues contribuyen a que la familia haga que todos se sientan queridos, apoyados, tomados en cuenta y con posibilidades de ser mejores personas. Las relaciones familiares, debido a la seguridad y confianza y a los lazos emocionales y psicológicos que la comunicación desarrolla entre sus miembros, son un medio natural para que sus integrantes descubran formas de ayudarse, satisfaciendo sus necesidades emocionales y afectivas.
     La comunicación efectiva dentro de la familia requiere una expresión asertiva y una escucha atenta y activa. Esto implica tomar en cuenta las diferencias, adecuar la comunicación a las personas, edades y circunstancias, saber comunicarse con los hijos con sus diferentes etapas de desarrollo, principalmente en la adolescencia,  tener conciencia de los errores y fallas que afectan negativamente el proceso, y aprovechar la comunicación para trasmitir valores y dar rumbo a la vida familiar.

     No hay ganadores ni perdedores en el diálogo. Ninguno de los que se comunica necesita vencer o darse por vencido. En el diálogo, nunca terminamos con menos de lo que éramos. Las alegrías crecen en el intercambio y las cargas se reducen al compartir.”[1] 

     En estos días a los que diariamente tenemos que comunicarnos por diferentes medios posibles, es menester comprender y reflexionar cuán importante es cultivar una buena comunicación de amor y respeto mutuo, donde encontremos los puentes para el diálogo comunicativo entre todos y todas.

“QUE CADA UNO SEA DILIGENTE PARA ESCUCHAR Y TARDO PARA HABLAR”. Santiago 1:19 Biblia.
En esto pensad.

JAIRO OBREGÓN

FUNDACIÓN MISIONERA OBREGÓN




Twitter: @obregonjairo
Facebook: Fundaobregon Obregon

               2012-10-22 horas: 11:30pm. San Francisco, Venezuela.



[1] Tema VIII. Los valores de la comunicación humana. IV Encuentro Mundial de las Familias. México 2009

No hay comentarios.:

Publicar un comentario