domingo, 25 de noviembre de 2012

¿A QUÉ LLAMAMOS IDOLATRÍA…?






     Este es un tema controversial para todo aquel que pertenece al cristianismo y religiones del mundo. Desde el punto de vista de cada creyente demanda suma atención a los criterios que están a la palestra. Las visiones se desprenden de la interpretación que cada uno le dé, según la fe que corresponde. Sé que no es nada fácil tratar de considerar algunos aspectos que deben ser reflexionados antes de caer en fanatismos e inconsistencia misma. 

     Prosigamos a cuestionar algunos aspectos teológicos y culturales que nos dará luces en la búsqueda investigativa de las Escrituras. Siguiendo nuestra Agenda de Estudios Bíblicos para los Laicos (Pueblos), abriremos un abanico de posibilidades para la pedagogía del tema: 

     “Eídololatreia, significa literalmente adoración de ídolos. Dado que la adoración es la actitud de obediencia, el servir, el hacer la ‘voluntad de la divinidad’, idolatría sería regir la vida en base a los dictados de un ser humano o un bien material al que se ‘diviniza’. Antiguamente, adorar una divinidad (aceptar una religión) significaba ‘aceptar un modo de vida’. Usualmente pensamos que la idolatría eran aquellas prácticas de culto antiguas, que actualmente aparecen como propias de ‘pueblos atrasados’. Pero es mucho más que eso. Sobre todo si se tiene en cuenta que en aquellos tiempos aceptar una religión significaba ‘aceptar un modo de vida’.

     La religión marcaba los límites cosmológicos, sociales e ideológicos; guiaba el comportamiento de cada cultura. La adoración verdadera era (y es) un estilo de vida, no un evento o una actividad. Seguir una religión era seguir un estilo de vida, seguir un camino. De allí que el Dios Yahvé le enseñó a Abraham ‘mantenerse en el camino del Señor, practicando lo que era justo y recto’ (Gn. 18:19).  Estos conceptos quedan más claros cuando se analizan las frases de Nuevo Testamento; el apóstol Pablo lo explicaba: ‘Ninguno que sea libertino, inmundo, o avaro (es decir Idólatra), tendrá parte en el reino de Cristo y de Dios’. (Efesios 5:5-RVC-NBL). Amortiguad, pues,…vuestra malicia, mala concupiscencias, y avaricia, que es idolatría’. (Colosenses 3:5).

     ‘Solo a Dios se debe adorar y servir’. (Luc. 4:8; Deut. 6:13). Y recordando que el ‘sistema de vida’ (en aquellos tiempos de San Pablo) estaba regido por el imperio romano, es crucial la advertencia de Jesucristo: ‘No podéis servir a Dios y a Mammon’ (Luc. 16:13). La palabra que aquí se usa—Mammon—es de origen fenicio. Era el ‘dios’ (ídolo) que evoca…el éxito de los negocios. De allí que en algunas traducciones encontramos: ‘No podéis servir a Dios y al dinero (Biblia Latinoamericana) y en otras: No podéis servir a Dios y a las riquezas (Reina Valera 1909).

     Hay personas cuyo objetivo central es buscar el dinero para aumentar su poder y seguir sometiendo a los demás. ‘Esos son más insensatos que todos, y los más miserables…porque tienen por dioses a los ídolos’. (Sabiduría 15:14).

     Las riquezas se presentan como ídolo al que se sacrifica todo con tal de lograr el éxito material; así, este éxito económico se convierte en el verdadero dios de una persona.

     No obstante es notable el conflicto en torno al uso del término que se ha dado (dejando de lado la idea central) en el seno del cristianismo, ya que entre dos de sus ramas más extensas, el catolicismo y el protestantismo se defiende el uso de imágenes negando el ejercicio de la idolatría alegando que no son objeto de culto las imágenes sino que sirven como herramientas de visualización, mientras la segunda afirma que poseer imágenes fomenta la idolatría. Ambas corrientes se refieren a razones bíblicas que prohibirían o no las imágenes, resaltando de la Biblia Éxodo 20 donde se hace prohibición de imágenes y Número 21 donde Dios ordena la construcción de una imagen, la cual fue destruida solo a partir del momento en que comenzaron a adorarla convirtiéndola en ídolo (2do de Reyes 18:1-7), importante resaltar que ambas corrientes están en contra de la idolatría –pero han centrado su atención en el uso de las imágenes más que en la forma de vida.

     Victor Hugo, el gran poeta, dramaturgo y novelista francés, recomendó que cada hombre –por lo menos una vez al año- “debía de poner todo su dinero sobre una mesa y contemplándolo, hacerse la siguiente pregunta. ¿Quién es el dueño de quien?”. La respuesta señalaría al amo, al controlador, que en muchísimos casos pondría al hombre como esclavo y sus riquezas como dios e ídolo.[1]

     Cuan acertado es este comentario compartido. No solo se debe abordar la idolatría de las imágenes y sus visualizaciones, cuando en el presente tenemos “otras” “imágenes” y “otras” “visualizaciones” destinada al dios de vida moderna, hablemos del dios del mercado, del dinero de la mercantilización, del culto al cuerpo y la personalidad entre muchas más.

     A este ídolo e imagen o visualización casi nada se habla, y si se hace es con guante de seda, pero el querer, tener más, que ser uno mismo, no se ataca en las iglesias y congregaciones de corte condenativa e intransigente. El dios del mercado ha puesto de rodillas una y otra vez a la iglesia, al estado, al ciudadano días tras día y esto se silencia con una actitud cómplice. 

    Es el estilo de vida, es decir la manera de vivir de cada época, es la que ha subyugado la conciencia cuando no hay liberación. Sería hipócrita acuñar que la idolatría solo es un culto de imágenes, cuando por otro lado se sacrifican los “otros becerros de oro” y “vacas sagradas” en el seno de la iglesia.

     ¿Por qué no se habla de la idolatría al culto de los tele evangelistas? ¿Cuándo distanciaremos lo que podría decirse sobre la templo—latría, o pastor—latría, o apóstol—latría, profeta—latría entre mucho otros? 

     Nuestra intención educativa no es para desacreditar a nadie, pero, ¿Qué vamos hacer con estos ídolos?        
HIJITOS, GUARDAOS DE LOS ÍDOLOS. AMÉN. 1ª Juan 5:21


En esto pensad.

JAIRO OBREGÓN

FUNDACIÓN MISIONERA OBREGÓN




Twitter: @obregonjairo
Facebook: Fundaobregon Obregon

               2012-11-19 horas: 11:30pm. San Francisco, Venezuela.


[1] Idolatría. Wikipedia, la enciclopedia libre.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario