viernes, 1 de enero de 2016

¡HUMUS Y JUBILEO!

Resultado de imagen para jubileo


El Planeta Tierra ha tenido un ciclo extraordinario de descansos y procesos de evolución con el clima, los árboles, y todo fruto, vegetales, hortalizas y un sinfin de ecosistemas que ha sabido sobrellevar sin la “mano de hombre”. La tierra sin el hombre ha vivido y podrá seguir viviendo todo el tiempo posible.

El Hombre cuando descubrió la labranza de la tierra -HUMUS- y el pastoreo de animales -período neolítico-, quebrantó el ciclo extraordianario en el  que se desenvolvía la tierra, convirtiéndose el hombre quién decidiera los procesos naturales que la tierra mantenía a su ritmo y vigor.

La tierra vivió su propio “jubileo continuo” (sin el hombre), sabia cuándo y cómo elaborar alimentos para todas sus criaturas, incluyendo al hombre al que le ha dado de comer siempre. Tal iniciativa de “jubilar” la tierra y al hombre aun cuando fuese una salida, con todo, no debía darse, puesto que la tierra no tenía que obedecer al hombre depredador, ni el hombre dominado tenía que ser esclavo de otro hombre a la misma imagen de Dios.

El jubileo fue un pretexto para reparar algo que nunca se reparó, que no funcionó porque la tierra sola no necesita del hombre, ni el hombre necesita de otro hombre para ser libre. Ese, un pecado ecosocial que no ha sido confesado. Aún cuando el sacerdocio   fue casta importante en el clan o tribu en el tiempo de Moises, no obstante obedecia a la paga de los señorones de la época. Nada ha cambiado. Es el modelo el que hay que cambiar, ni la tierra, ni la condición social del hombre. Eso fue una lucha de castas entre tribus que no se sabía que hacer, o un vamos a ver qué pasa.

Es con Moises -según la tradición hebrea- en el levirato que los sacerdotes acuñaron el jubileo para dar descanso y liberación tanto al planeta como al hombre como “un primer paso” de la toma de conciencia en buscar un “equilibrio eco-humano” -si me apermisan el termino- que ya el hombre y su instinto depredador y despiadado había caracterizado: 'Al Planeta y al Hombre dominar para su favor egoísta por el usufructo obtenido.

Hablar de jubileo que diera la proclama del descanso y la liberación, no les gustó mucho a los terratenientes. No podían imaginar que la tierra descansara y el hombre esclavo y pobre sería al fin libre del yugo impuesto. No podian ver sus ganancias menguadas y verse imposibilitados. Por eso Moises -como figura del pentateuco- no tuvo mucho peso en su proyecto igualitario entre el hombre y la tierra.

Por eso vemos que ni Josué, ni los jueces, ni Samuel , Saúl , David , Salomón, ni los profetas, ni en la cautividad, ni en la diáspora, ni en otro episodio de la historia bíblica los señorones dieran un voto de conciencia con el planeta y el hombre. 

Se habla que en los tiempos de los macabeos se dio el jubileo y la menorá como tal, en medio de una revuelta y alzamiento al órden impuesto por el imperio griego. De otro modo no se pudo. No es raro que ni los judíos, ni los cristianos casi no hablan de esta familia macabea puesto que tomaron su propio rumbo fuera de los canones prestablecidos. Tampoco era la mejor manera de hacer justicia. La violencia no resuelve el problema. 

Según algunos comentaristas, el jubileo primero tenía un ciclo de siete (07) años, seís (06) para labrar la tierra, el septimo era de descanso. Lo mismo para las manos que la trabajaran como esclavos, al septimo se le daría su libertad. Luego abruptamente los talmudistas, el jubileo pasó de cada siete años a cada cincuenta años, cuando produjera bastante y el esclavo estuviera viejo y enfermo. Creo que nunca se dio por su ambigüedad. Los escritores y traductores bíblicos se atornillaron a esa época y todavía no se da lugar a nada que no sea la dominación y explotación. El resultado es que hoy competimos y casi no compartimos. 'Me alimento yo, no sé tú, te alimentas tú y no te importo yo', esa es la lógica que tenemos como modelo cultural.

Jesús, planteó el jubileo, no tanto por sus ciclos y legislaciónes, sino, por el significado de su proyecto liberador. Es con el profeta Isaías y los movimientos de resistencia quién dan la respuesta al hombre necesitado, enfermo, desnudo, hambriento. Es con su mensaje del reino y del amor de Dios que concibió un  modo de hacer las cosas nuevas. El jubileo y el evangelio son dos procesos que se entrelazan para dar una respuesta afirmativa que la tierra y el hombre pueden vivir juntos donde todos quepamos y todos comamos.

En esto pensad.


JAIRO OBREGÓN

01/01/2016

Maracaibo, Venezuela.

                                                                         
Levitico 25
Lucas 4:18,19


       

No hay comentarios.:

Publicar un comentario