miércoles, 1 de julio de 2015

¡OLAS DE CALOR, ALERTA MUNDIAL!

 

Las olas de calor se agudizan, causado en la medición de la temperatura, por consecuencia del cambio climático; es sumamente preocupante puesto que los cientificos y expertos en la materia lanzan sistemas de alertas para abordarlo. Según datos de la ONU, la intensidad y la frecuencia de las olas de calor serán mayores.

La educación ambiental y/o climática en todos los ordenes, podría no tanto detener el cambio climático, sino aguantar su impacto en la madre tierra, y en nosotros los seres humanos que sobrevivimos al efecto invernadero moderno, producto del consumo desmedido sin tomar en cuenta la tierra y el clima.

Las olas de calor pueden tomar por sorpresa a los gobiernos, como se ha visto recientemente en Pakistan e India, donde se han ocasionado más de mil víctimas mortales. Sin embargo, esto podría ser cosa del pasado gracias a un nuevo sistema de alerta, aseguraron hoy expertos de salud de las Naciones Unidas.

Lanzado por la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), este nuevo manual provee una guía a los gobiernos para abordar los riesgos de la salud que plantean estas situaciones y crear planes de prevención y sistemas de alerta.

"Las olas de calor son un fenómeno natural peligroso que cada vez requiere más atención", señalaron los organismos en un comunicado conjunto.

Si bien no tienen el carácter de especular ni la violencia repentina de otras amenazas, como los ciclones tropicales o las inundaciones repentinas, sus repercusiones pueden ser graves, alertaron.

Según cifras de la ONU, las olas de calor se han vuelto cada vez más frecuentes en los últimos 50 años. A causa del cambio climático, su frecuencia, intensidad y alcance podrían aumentar a corto plazo.

El calor excesivo puede causar deshidratación, insolación y mareo a problemas cardiovasculares y trombosis. Pero además del impacto en la salud, las olas de calor también ejercen presión sobre las infraestructuras de energías, agua y transporte.

Los riesgos se pueden reducir mediante este sistema de alerta temprana, aseguran la OMM y la OMS. Esa información puede ser utilizada por las autoridades, los servicios de salud y el público para actuar de manera oportuna.

Las espantosas olas de calor producto del cambio climático por el  "homo-consumus", pueden avanzar de manera alarmante y peligrosa para la salud de todos. Debemos estar preparados y preparadas para elevar la educación, la conciencia y la causa común del ambiente, tierra y los humanos.

Todos, Padres, Educadores, Escritores, Ambientalistas y el público en general debemos alzar los sistemas de alertas propios del consenso del bien común. No es hora de quedarse en una inercia y pasividad del conformismo moderno.

¡Alcemos la voz! ¡Proclamemos un eco-evangelio! ¡Seamos profetas que anuncien buenas nuevas de la vida del planeta! ¡No cambiémos el clima, cambiemos el sistema! ¡Si el clima fuese un banco, ya lo hubieran rescatado! ¡Se trata de la vida de nuestros hijos e hijas, de nuestros nietos y nietas, de usted y de mi! ¡Todos! ¡Todas! ¡Nadie se escapa! ¡A pensar diferente sobre el clima! ¡En esto pensad!


JAIRO OBREGÓN

01/07/2015

San Francisco, Venezuela.



T/ Centro de Noticias ONU.
F/www.un.org/
 


No hay comentarios.:

Publicar un comentario