miércoles, 11 de marzo de 2015

¡JESÚS Y LAS MUJERES!

Resultado de imagen para JESUS Y LAS MUJERES 

El pasado 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, reciban nuestro reconocimiento y admiración las mujeres de todos los tiempos y lugares de este mundo. A ustedes felicitaciones.

Pensar, desde una perspectiva liberadora de la mujer en el movimiento de Jesús, es un desafío en todos los tiempos. No es fácil dar un espacio de reivindicación para las mujeres, que, desde los tiempos antiguos hasta los modernos sigue siendo -para algunos- un "objeto", cuando en realidad es un ¡sujeto!

No se trata de revertir el modelo cultural de arriba la mujer y abajo los hombres. Eso no esta en discusión. Lo que está en discusión es la estructura de poder que se mezcla entre lo religioso y lo secular para mantener vivo algo que está muerto. No se trata de quién debe ser el primero o primera, se trata de vernos como iguales, como seres humanos, siendo la humanidad como tal, la cual apunto con estas reflexiones que modestamente escribo como ensayista.

Después, de re-leer algunos estudiosos de la materia, biblistas, teólogos e historiadores del primer mundo que tienen bibliotecas, y aun los del tercer mundo, como en la América Latina que tiene pueblo. Parten, desde una perspectiva liberadora al colonialismo existente en lo religioso y cultural; me sumo al debate histórico, para realzar la vida de las mujeres que se levantan en medio de todo.

Las mujeres en el movimiento de Jesús, sigue siendo un desafío a la estructura "patriarcal" de la cultura dominante, que regian los líderes religiosos e imperiales de su tiempo, y también es nuestros días. Es el caso de las mujeres que acompañaron a Jesús en su ministerio, que no tuvieron miedo en medio de las adversidades y censuras de principio a fin. Ellas, fueron calladas en la história, casi pasan al anonimato. Es Jesús, con su misión que le da un sentido diferente al predominio ultrareligioso y conservador de los hombres ciegos por la ortodoxia reinante.

Es pertinente pensar, que la ortodoxia rígida en los tiempos actuales debe caducar, puesto que el mundo no es el mismo. Se debe pasar de la ortodoxia, a la ortopraxis, a la práctica verdadera de vernos como iguales, y no como seres diferentes, no por supremacia por ser un sexo masculino o femenino.

Creo, que Jesús equiparó el modelo cultural y cultual de su época, y quienes quieran seguirle -sea hombre o mujer- debe romper esquemas que no aguantan más el peso de la história. Hay que hablar y escribir con un mensaje inclusivo, no exclusivo.

Desde Maria madre de Jesús de Nazaret, y todas las mujeres que lo acompañaron en su ministerio; organizaban las comidas, los detalles, lo que debían llevar, a dónde llegar, todo era pensado y elaborado por las mujeres. Se detalla que Maria y Martha de Betania le recibian en su casa y planificaban los detalles de su misión.

Es Jesús que defiende a una mujer que por la Ley debía ser apedreada por encontrarla en el pleno acto sexual conocida como la "mujer adultera", según los hombres no tenía perdón alguno en la Ley (aunque el verdadero motivo era inculpar a Jesús), Jesús la perdonó y le dio su parecer. En los actuales momentos ¿Cuátos Jesús habrían?

La mujer samaritana, que le negaron su nombre (por ser una mujer con un pasado molesto ante la sociedad de su tiempo), el mismo Jesús no le tuvo a menos. Tuvieron una conversación y un debate de las diferencias culturales y cultuales entre los judíos y samaritanos. Según los historiadores modernos, ella era una líder importante del movimiento samaritano que se oponia a la imposición de los judíos y romanos.

Aun, en los evangelios gnosticos que Roma no aceptó en los Concilios (Nicea, Trento...) posteriores a Jesús, y que la Reforma Protestante se calló por miedo, se habla de "discipulas", "apostolas", "envíadas" [...]. La controversia la empezaron los judíos con la Ley mal inerpretada, y los romanos por su rechazo a Grecia decidieron -al parecer- excluir del canon aquellos escritos que no les convinían. Actualmente, está intacto el viejo esquema de dominación. La Iglesia Católica romana decidió a raja tabla que era canónico y que no era canónico. Eso sigue siendo peligroso en la história de la Iglesia. Es la fecha que todavía en algunas iglesias de corte liberal tanto históricas como independientes se niega aceptar a la mujer como parte del motor de la história.

Se necesita tener una hermeneútica más abiera que sea incluyente y que no denigre a la mujer, al pobre, al enfermo y necesitado [...]. El "conservadurismo" esta anclado al pasado machista de negar la participación de la mujer como sujeto actuante. No se puede seguir manipulando los escritos para defender la dominación de la cultura de poder.

Es una mujer que unge a Jesús con aceite, fueron las mujeres que lloraron en la vía al calvario, fueron las mujeres que estaban al pie de la cruz, fue una mujer que vio y habló con Jesús en la resurrección cuando los varones estaban atormentados de miedo por los judíos. Los hombres estaban escondidos, las mujeres fueron al sepulcro para cumplir los ritos. No fue Pedro que vio a Jesús, fue Maria Magdalena.

Se comenta que pudo haber un celo de liderazgo de parte de Pedro por Maria Magdalena. Parece ser que no entendía la inclusión que Jesús le dio a la mujer en el plan que desarrollaba por las causas dignas a imitar. La mujer como tal no era tomada en cuenta en la sociedad de la época, solo basta con leer los evangelio y nos damos cuenta el énfasis puesto a los hombres.

Se tiene que dar una re-lectura para observar cuanta importancia le dio Jesús a sus seguidoras como a sus seguidores. La opción de Jesús por las mujeres, que eran menospreciadas y no tomadas en cuenta. La Ley judía las arrinconaban para no ser vistas. Hoy en día no se aceptan pastoras, obispas, apóstolas etc., como las prefieran llamar o denominar. Respeto la naturaleza y la investidura de cada quien.

Hoy en día en América Latina está vivo el celo varonil de encasillar a la mujer en todos los espacios. Todavía son menos pagadas en el campo laboral, con sus excepciones dependiendo del país. A la mujer negra se le desprecia por su color de piel. A la mujer indígena se le desprecia por ser de los pueblos originarios. A la mujer madre soltera se le voltea la cara por su condición social. A la mujer se le sigue llamando con improperios. El mercado las ha transformado en una mercancia de explotación, sacandole ventajas y ganancias a cuesta de su salud mental y física.

Las iglesias -muchas de ellas- cristianas liberal (llamadas evangélicas) en el continente américano siguen el patrón dominante de separatismos entre los sexos masculinos y femeninos. Siguen atornillados al "escriturismo" radical y no se quieren percatar de la fataliadad que les vendrá. Se están petrificando y fosilizando ante la história. De seguir así, serán parte de una piedra enterrada, que las próximas generaciones no recrdarán más.

¿Por qué escribir de un tema tan delicado ayer y hoy? ¿Cuándo  será tomada en cuenta la mujer? ¿Acaso no somos iguales ante los ojos de Dios? ¿A qué se le teme? ¿Competencia justa y equitativa? ¿Dónde están los equilibrios? Con todo respeto, amigo, amiga, hermano, hermana...¿Qué piensa usted?...¡En esto pensad!

JAIRO OBREGÓN

10/03/2015

Maracaibo, Venezuela.  

No hay comentarios.:

Publicar un comentario