lunes, 8 de octubre de 2012

“¿POR QUÉ TENER UN DIÁLOGO SOCIO POLÍTICO EN VENEZUELA, CON DOS VISIONES DE MUNDO? …”





    No podemos pasar por alto los últimos acontecimientos que se signaron en las elecciones presidenciales en Venezuela este 07 de Octubre de 2012. Ésta ha sido unas de las elecciones democráticas, no sólo reconocida por las instituciones de éste País; sino, por numerosos organismos internacionales. Basta ver la madurez política que hace notorio y comunicacional, en Venezuela y resto del mundo. Ésta “Campaña” fue sumamente intensa y desafiante en medio de dos visiones de País casi totalmente antagónicas. La contienda electoral se dio con una altísima participación, donde predominó el saber ganar, y el saber perder; sin embargo, ganó la Patria venezolana.

     Los actores políticos venezolanos, como todos sabemos, la mayoría optó por el candidato  Comándate Hugo Chávez con 55% de los votos, y el líder de la oposición Enrique Capriles  con el 44% de los votos escrutados. Es que independiente de las ideologías políticas, los venezolanos nos crecemos en las dificultades. Hemos dado una lección al mundo cuando el 80% de los electores corrieron a votar desde muy altas horas de la madrugada a ejercer su voluntad y su derecho. Es preciso decir que en Venezuela no es obligado votar; sin embargo, la cultura de participación y civismo se impuso, contra los augurios de debacle. El Pueblo triunfó. Ahora esto no quiere decir que no haya algunos que desean ir por los caminos del anti diálogo, la locura y los odios enconados. En todo caso pediremos a Dios por la paz, el respeto mutuo y la buena convivencia entre hermanos y hermanas de un mismo pueblo.

     Ahora, volviendo a la pregunta de reflexión, ¿Por qué tener un debate en medio de dos polos opuestos y contradictorios? No soy el más indicado para determinar el rumbo a seguir  los destinos de Venezuela. Quien escribe siempre ha tenido una opción progresista independiente. Creo en una libertad de conciencia plena. Manifiesto mi opción por los Pobres de la tierra, como una expresión del evangelio “…y a los pobres es anunciado el evangelio”[1]. El evangelio es para todos, sí, pero los más débiles y excluidos perennemente, los sin techo, los descalzos, los enfermos que están casi completamente desamparados en el mundo son los que más sufren; inclusive, a los “ricos” que tengan una actitud de respeto para los demás. El evangelio es buena nueva a los pobres. Para tratar de entender esta postura teológica contractual,  habría que dar un espacio bien delineado que por falta de espacio no podemos precisar en esta entrega.

     A pocas horas de terminar la contienda electoral, los actores políticos Hugo Chávez y Enrique Capriles tuvieron un primer diálogo por vía telefónica, según la cuenta de red social de Twitter, dado a conocer por los medios de comunicación, ojala esta tendencia no cambie. Ambos son hijos de la Patria, de Bolívar, y de todos los próceres que dieron la independencia.

     Los motivos para un diálogo constructivo no se hacen esperar. Estamos llamados a madurar políticamente. Aquí debemos respetarnos los uno y los otros, ejercer cada quien sus derechos y deberes. Se debe sentar un precedente para construir puentes que unan fuerzas de amor. Sólo nos falta para llegar a la completa madurez política es tener una “conciliación” que nos lleve a una “reconciliación”. No podemos llevarnos por los intereses ajenos a nuestra realidad. Los venezolanos somos gente alegre que vive tranquila aun con sus diferencias y convergencias. No debemos vernos como una torta partida por la mitad. Somos venezolanos y venezolanas. Cada quien tiene una parte interesante que desarrollar de manera cívica. La tolerancia no debe concebirse como debilidad, al contrario, es una base solida de co-ayuda.

     Tampoco se debe entender un diálogo como un “quítate tú, para ponerme yo”, que aquí no pasó nada, que todos vivíamos como iguales. Quien piense así, esta despalda a la historia. Desde los tiempos bíblicos viene signándose una fuerte dosis de “racismo” y “ clasicismo” que no podemos pasar por alto. De igual modo, no todos los que sean contrarios a nosotros tienen que ser considerado un enemigo en potencia. Debemos dejar el odio de clases, el sesgo mediático, la manipulación descarada. Aprendamos a decirnos la verdad los unos a los otros con sinceridad, pero con respeto mutuo. El evangelio es un puente de diálogo para el debate y la conciencia. Todos y todas tenemos los mismos derechos y deberes. No estamos solos en el País. Los revolucionarios y opositores deben levantar sus banderas ideológicas con respeto y consideración. Los egoísmos y odios deben desaparecer del escenario político coherente.

     Cada quien con su ideal y conciencia. Eso no está en discusión. Es un reto de País que debemos saber enfrentar. Sin dar saltos y patadas a la mesa de diálogo o negociación. Para esto hay que ser valientes de espíritu. Saber escuchar, y callar, para ser oído, y oír. Los temas a tratar son de inclusión, no de exclusión. Se debe un quehacer social, político y económico.

     Cada quien, debe saber hacer lo suyo, cada quien debe proponer su parte. Este domingo 07 de octubre es un hecho inédito en el mundo. No es poca cosa lo que sucedió en medio del torbellino de la prensa amarillista venida de la Europa que se hunde en su neo liberalismo, pretender dar lecciones o azuzándonos con sus componendas nefasta y necrofilia. Esos viejos imperios todavía quieren arruinarnos. Eso es la verdad, nada más que la verdad. Hasta un Alcalde de España, por ejemplo, tiene que ponerse en huelga de hambre para que su gobierno le de la parte que le corresponde para cumplir con sus votantes, puesto que su “banca” no tiene “dinero”, informa Walter Martínez en su Dossier. En otra entrega hablaremos un poco de lo que pasa al otro lado del atlántico.

     Hemos visto que si se puede dialogar, si se puede entender y entenderse. El diálogo debe ser el corazón y camino para dar una lección al mundo que con dos visiones se puede convivir, en un solo País. Repito un País, dos visiones, como la derecha e izquierda que un cuerpo necesita. En un cuerpo hay dos ojos, dos oídos, dos brazos y dos piernas, no por eso dejan de ser parte del cuerpo. La unidad en la diversidad es la consigna a seguir. La unidad no es una camisa de fuerza para dominar los brazos con sus dos manos. La unidad diversa y plural es la mejor demostración de amor. Esta es la base del evangelio de Jesucristo que nos amemos los unos a los otros en amor fraternal[2]. “Bienaventurados los pacificadores…” [3]
En esto pensad.

JAIRO OBREGÓN

FUNDACIÓN MISIONERA OBREGÓN




Twitter: @obregonjairo
Facebook: Fundaobregon Obregon

               2012-10-08 horas: 10pm. San Francisco, Venezuela.


1 “Y respondiendo Jesús, les dijo: Id, haced saber a Juan lo que habéis visto y oído: los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos son limpiados, los sordos oyen, los muertos son resucitados, y a los pobres es anunciado el evangelio. Lucas 7.22.  
[2] Romanos 12: 2
[3] Mateo 5: 9

No hay comentarios.:

Publicar un comentario